viernes, 22 de enero de 2010

El escabeche y los signos de puntuación (1802)

En 1802 el excéntrico Timothy Dexter escribió una autobiografía filosófica cuyo título podría ser traducido como En escabeche para los entendidos en el que escribía sobre sí mismo y se quejaba del clero y de su esposa y siendo lo más notable del mismo que estaba compuesto por una sola oración de 8847 palabras y 33864 letras sin ningún signo de puntuación en absoluto y que además tampoco tenía argumento ni hilazón temática pero que se hizo rápidamente popular y del que se publicaron ocho ediciones en total

Vamos, que el libro “A Pickle for the Knowing Ones” era algo así como 100 veces el párrafo anterior de 88 palabras, y que me ha costado lo suyo escribir sin ningún signo de puntuación.

Tras publicarse la primera edición la gente se quejaba de que era difícil de leer. Lógico.

El inefable Dexter se apiadó entonces de los potenciales lectores y, ya en la segunda edición del libro, incluyó una página adicional con 13 líneas de comas, puntos, signos de interrogación, de interjección y demás parafernalia ortográfica para que cada cual “escabechara” el libro a su gusto con ellos.

El libro, una vez “escabechado” por cada lector con los signos de puntuación que cada uno de ellos estimase oportuno, tendría múltiples y hasta infinitas lecturas y significados distintos.

Y es que existen múltiples y conocidos ejemplos en los que una misma frase puede tener significados muy distintos según la “escabechemos” (como sugería Timothy Dexter) con signos de puntuación de una u otra manera.

Por poner varios ejemplos entre los numerosos que todos conocemos:

Es muy distinto: “Solicito empleada, inútil presentarse sin referencias” o “Ella toca el órgano y él, la viola” que ”Solicito empleada inútil, presentarse sin referencias” o “Ella toca el órgano y él la viola

O también, según pongamos las comas en este texto, la conducta del César puede resultar muy, pero que muy extraña...

César entró, sobre la cabeza
llevaba el casco, en los pies
las sandalias, en la mano
la fiel espada...

César entró sobre la cabeza,
llevaba el casco en los pies,
las sandalias en la mano,
la fiel espada...

En fin, que al igual que las deliciosas berenjenas de Almagro, también deberíamos tener cuidado en “escabechar” correctamente las frases con sus signos de puntuación.

-----------------------------
Fuentes y más información:
Foto: “Lord” Timothy Dexter y su perro (1805) | Fuente | Dominio Público
Web Lord Timothy Dexter
El libro de los hechos insólitos” de Gregorio Doval. Alianza Editorial.

Nota:
La inspiración para este post me llegó hace tiempo leyendo el artículo “Yo la tengo” de nuestro amigo Javier Font del blog Cualquier tiempo dormido. En él, relata su convalecencia gripal, y lo hace magistralmente sin utilizar ningún punto (ni seguido ni aparte), hecho que él mismo justifica “por la croqueta que aún tengo en la cabeza” por el virus gripal, más que por estilo literario.
Pero lo cierto, amigo Javier, es que lo que tú haces, con croqueta y sin ella, está al alcance de muy pocos :)


----------------------------
Artículo realizado por Guillermo

Para conocer las novedades de la Aldea
Suscríbete a los Feeds Irreductibles

13 comentarios:

  1. Siempre muy interesante, el tema de los signos de puntuación, tan poco valorados y tan importantes. Y más ahora, que últimamente parece que andan perdiendo valor, con aquello de que "yo hago lo que quiero, pues no faltaba más".
    En fin, citar aquello de
    "Señor, muerto está, tarde venimos"
    o
    "Señor muerto, esta tarde venimos"
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. Normalmente suelo refrenar al talibán ortográfico que llevo dentro, pero en este caso creo que puedo darle rienda suelta, aunque sea para sugerir una enmienda, y reconociendo desde ahora mismo que no soy lingüista, aunque sí puñetero con el lenguaje hasta donde llego.
    En el caso que comentas "Ella toca el órgano y él, la viola", creo que la coma no es correcta, ya que refleja una pausa de entonación (lenguaje hablado), y no una separación sintáctica (lenguaje escrito). Por tanto, en las dos interpretaciones que planteas la frase quedaría igual, y la posible confusión se debe más a la ambigüedad que produce la polisemia de la palabra viola.
    Vamos, creo.

    ResponderEliminar
  3. Se habló mucho de la eñe, pero los signos de abrir interrogación y exclamación también están en peligro de extinción. Al final, seremos todos iguales.

    ResponderEliminar
  4. Creo que frases de estas nos han puesto a todos en el colegio para aprender para qué valían de verdad lo signos de puntuación (a parte de para pone mayúscula detrás de un punto).

    La historia, la desconocía por completo... pero menuda pereza el ponerse a puntuar un texto de otro uno mismo, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. @aureus y alfanje y Milhaud: y mejor no hablamos del "lenguaje" y puntuación en los móviles, chat y mail...

    @Aqualung: Pues ahora que lo dices, tiene su razón de ser. Referente al doble sentido en el lenguaje hablado, me ha venido a la cabeza una que ayer me contaba irreductible por teléfono:
    -¿Qué instrumento sabe tocar usted?
    - Yo se tocar el bajo y contrabajo ("con trabajo")

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Por alusiones, gracias por el piropo; aunque lo realmente difícil en éste mundillo es tener cinco mil quinientos y pico asíduos y no decepcionar con los contenidos nunca, eso es la aldea.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. 8800 palabras y ninguna coma. WOW.Creo que necesito respirar.

    ResponderEliminar
  8. Hola Javier!!

    Me permito la licencia de enlazar este post que publiqué en mi blog, y que trata sobre la importancia de los signos de puntuación. El autor de la frase y su posterior reflexión, es Julio Cortázar:

    "Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda"

    Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra "mujer".

    Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra "tiene"

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. También puede cambiar mucho una frase según dónde se ponga el énfasis al pronunciar la frase:

    Yo no dije que el robara dinero

    Yo... no dije que el robara dinero (fue otro quien lo dijo)

    Yo no dije ... que el robara dinero (dije otra cosa)

    Yo no dije que el ... robara dinero (me refería a otros)

    Yo no dije que el robara... dinero (dije que robaba otra cosa)

    ResponderEliminar
  10. Tan importante la puntuación como la ortografía, que puede alterar el significado tal y como me decía un profesor de Lengua... "hay hombres simbOlicos y mujeres sintEticas".

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno el blog, te enlazo desde el mío.
    saludos

    http://viajedenaturalista.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. "inefable" es un término de la mística...

    en palabras de... el tipo ese raro la mística es algo así como «wovon man nicht sprechen kann, darüber muss man schweigen».

    eso es lo hinefable, die Dinge wovon man nicht reden kann.

    inefable.
    (Del lat. ineffabĭlis, indecible).
    1. adj. Que no se puede explicar con palabras.

    ResponderEliminar
  13. No estoy de acuerdo con Aqualung en que el caso de "Ella toca el órgano y él, la viola" refleje una pausa en la entonación. La coma en ese caso es obligatoria porque indica que el verbo "tocar" está elidido.

    La oración en cuestión es compuesta por coordinación y la integran dos oraciones simples: Ella toca el órgano - Él toca la viola. Al unirlas, como el verbo en ambas coincide, se elide en el segundo caso (básicamente por un problema de estilo) y se coloca una coma para indicar lo que ha sucedido. Queda más claro si rescribimos la oración como compuesta por yuxtaposición: "Ella toca el órgano; él, la viola". En ese caso, la gramática recomienda que la yuxtaposición se indique con un punto y coma en lugar de coma porque la coma entre el sujeto de la segunda oración y su complemento directo es obligatoria por estar el verbo elidido. Si no, sería muy confuso.

    De hecho, no creo que nadie haga una pausa a la hora de hablar para decir esa frase. En cualquier caso, esa es la explicación de esta coma si no ha cambiado demasiado la gramática.

    ResponderEliminar

La Moderación de Comentarios está Activada.

Por favor NO dejes Spam de tu blog o publicidad de tus productos.

Recuerda no utilizar Mayúsculas e intenta cuidar la ortografía dentro de tus posibilidades